Mayo de 2020

  LA RESPONSABILIDAD DE LA ARQUITECTURA

  50% de la vida activa de la ciudad se desarrolla en casa y 50% en el trabajo ya sea en oficinas, comercios o la vía pública. Cada una de estas locaciones tiene sus propias características y se interrelacionan con cada ciudadano aunque de manera diferente.

  Si la ciudad se construye en base de estos centros, ¿no son estos los objetos de estudio de la disciplina arquitectónica? entonces es ésta disciplina la que tiene sobre sus hombros un buen o mal diseño urbano.

  La arquitectura es responsable de la forma de vida en las ciudades, no porque tenga el poder para obligar cómo vivir a cada quien, sino porque debería buscar la infuencia para impedir que los ciudadano viva de manera deshumanizada o miserable, como en realidad visualizamos la vida en las ciudades latinoamericanas (aunque muchas otras la mantienen oculta).

  Comencemos por el trazo urbano: el nacimiento de muchas ciudades latinoamericanas fueron a partir de asentamientos debidos a la extracción mineral y por el trazo marcado desde la metrópoli, es decir por el conquistador. En ambos casos el arquitecto poco puede hacer o hace mal, pues si es autóctono seguramente no tendrála formación necesaria para planear lo que mejor conviene para la ciudad y si es nativo con la suficiente formación seguirá los patrones que le han sido enseñados por la tradición europea.

  Sin embargo hubiera sido deseable que hubiera tomado las riendas desde el momento de la emancipacipación de las naciones, pero como mencionan los autores que han tratado el tema(1), debido a la fuerte sumisión que sufrieron los pobladores nativos, ahora no son capaces de alzar la voz y oponerse a imposiciones que benefician a demasiado pocos.

  el arquitecto actual

  El poder no se adquiere por decreto, se obtiene de la lucha y ésta ha fallado con los arquitectos modernos.

  La urbanización de las ciudades requiere un serio estudio y análisis de las variables, pero podemos ver que muchas de ellas no respetan siquiera los accidentes geográficos y mucho menos los variados climas. ¿Porqué? porque el arquitecto se ha reducido a atender las necesidades de las personas del poder económico y político que asignan zonas privilegiadas para evitar a pobladores sin el nivel económico de quienes vivirán ahí. Es comprensible que derivado de las costumbres coloniales, a los pobladores menos favorecidos los mantengan en las orillas de los centros de población, que generalmente poseen lo mayores recursos y las mejores condiciones de vida.

  Esto ha producido los llamados cinturones de miseria, típicos en todas las ciudades latinomericanas, que además viven una enorme migración desde los centros rurales a la ciudad. A pesar de que se trata de un problema de tipo estructural tampoco las propuestas arquitectónicas han sido integrales y se reducen a paliar relativamente el problema.

  la ciudad

  Resolver la ciudad se trata de acercar la vivienda a los centros de trabajo, de mantener áreas recreativas cerca de la vivienda y alcanzar un cierto grado de comodidad para sus habitantes. Si revisamos estos aspectos ninguno se cumple en la mayoría de las ciudades, por el contrario, las zonas alejadas parecen refugio de malvivientes y pandillas, pero la realidad es que son un sitio que desarrolla actitudes antisociales, pues en dichas condiciones se sienten como desplazados sociales, sin valor, ni futuro.

  ¿Qué le falta a las ciudades? Son tantas cosas que están escritas(2) pero que la arquitectura teme realizarlas: espacios amplios, zonas verdes, servicios, iluminación, transporte, seguridad, espacios recreativos, centros de comercio y muchos etcéteras. Y precisamente también por esas deficiencias en los pequeños poblados, genera la atracción de los habitantes del campo para migrar a la ciudad, quienes a pesar de las condiciones de vida en las zonas periféricas no están dispuestos a regresar a sus comunidades pues poseen más beneficios incluso que en su pueblo de orígen.

  ¿Y cómo se construye una ciudad? Dentrás de la autoridad, en el poder económico o político debe haber un arquitecto que oriente a las mejores soluciones, pero que no se deje influir y que mantenga un postura honesta sabiendo las consecuencias de no llevarla a cabo. Finalmente sí hablamos de corrupción: dejarse convencer por el beneficio pesonal que afectará a una enorme mayoría.

  Personalmente me hace gracias que muchos multimillonarios del mundo pertenecen a estos países y estas ciudades y pienso:

-Qué siente una persona que cree que por tener millones de dólares no pertenece y no es corresponsable de la miserable ciudad en la que vive, solamente porque se tapa los ojos cuando sale de su minimundo.

  la vivienda

  Además de vivir en una ciudad miserable e inhumana, al habitante de las zonas periféricas le toca vivir en una vivienda asfixiante y sin futuro. El arquitecto sigue siendo responsable de estas cajas que en un tiempo las llamaron palomares, es comprensible pero no justficable moralmente que por una posición, el arquitecto se humille a diseñar tales soluciones poniendo la economia constructiva por encima de la dignidad humana.

  ¿Qué defectos vemos en las mini-casas antes clasificadas como de interés social? No solamente es el espacio físico para desempeñar actividades como bañarse en un metro cuadrado o cocinar en dos metros, es el espacio psicológico y de posibles actividades alternas.

  Así como la mujer no solamente cocina, sino debe tener espacio para otras actividades, como por ejemplo las que desarrollaba en su comunidad, como la artesanía, la costura, la elaborción de conservas, el cuidado de los hijos, etc., también los hijos demandan un espacio propio, por ejemplo cuando son de diferente género, pero especialmente cuando los hijos varones adquieren la myoría de edad y buscan en la calle cubrir su necesidad de pertenencia a un grupo y su única opción es formar pandillas y posiblemente caer en vicios.

  Pero el caso más crítico se refiere a los padres de familia. Estadísticamente los padres de familia en zonas marginadas son cien veces más propensos a sucumbir por el alcoholismo, ciertamente no son los únicos, pero sí hay una correación entre el espacio de la vivienda y los problemas de conviviencia.

  Si meditamos un poco sobre los espacios de que dispone una vivienda promedio, nos daremos cuenta que cada miembro tiene o se apodera de una espacio en particular: la madre en la cocina, las hijas en su dormitorio, las tareas familiares en el comedor, las actividades recreativas de los chicos en la sala y no queda espacio para el padre de familia, ya sea que requiera trabajar, desee descansar o que busque alguna otra distracción propia.

  Esa es una de las explicaciones para justificar su salida de la casa - igual que hace el hijo mayor- y buscar en la calle el espacio y en los amigos la pertenencia a un grupo, lo que también puede explicar ciertas actitudes inmaduras a las que el mismo grupo lo jala.

  cÓmo debe ser la casa

  Djimos que hay mucho escrito sobre cómo debe ser una ciudad, pero no hay casi nada escrito sobre las casas más humanas, primero porque es un problema estructural: si las familias no tienen suficiente dinero para adquirir una casa amplia, no se observan opciones para la arquitectura porque todo se reduce al espacio, pero la combinación de división de los espacios y mobiliario puede ser una combinación muy efectiva.

  Si observamos las casas japonesas que por décadas han buscado una solución a los espacios reducidos, vemos que el mobiliario es parte fundamental en el aprovechamiento de las áreas de convivencia. Es posible que nuestra mentalidad colonial nos ponga una trampa, la que podremos explicar con en el cuento del niño rico que conoce a uno pobre y se imagina que tiene todo lo que él posee en su casa pero en su versión "pobre", es decir deseamos vivir como pequeños burgueses sin tener el potencial real y caemos en un remedo.

  Finalmente una casa habitable debe proporcionar espacios físicos o virtuales de cada actividad real y potencial de cada uno de sus habitantes. Por ejemplo el hijo poder invitar a sus amigos sin sentirse incómodo, los padres poder poner un negocio frente a su casa sin perjuicio de la coomodidad de todos, los hijos pequeños poder compartir una pantalla, un escritorio y un espacio de juego en el área que ocupa una cama.

  LABOR DE LOS GREMIOS DE ARQUITECTOS

  Debido a que un arquitecto no tiene el poder para decidir dentro de una empresa constructora por ejemplo, porque sería despedido de inmediato al negarse a hacer un trabajo que sabe que es poco ético o perjudicial a los futuros habitantes, es en donde adquieren importancia los gremiso profesionales.

  Los gremios históricamente han sido el medio de defensa de los trabajadores, pero en ésta epoca en que el gobierno protege los derechos y las libertades de las personas, los gremios tales como los colegios, sociedades, asociaciones y colectivos, deben ocuparse de labores más elevadas y complejas para el bien común. Sus labores deben orientarse a:

  - Crear el decálogo de los principios éticos de la profesión y su adhesión a las que se someterán todos los egresados.

  - Elaborar las reglamentaciones de las construcciones mínimas. urbanas y sociales, basadas en las obsevaciones de salud, psicológicas y educativas.

  - Formar una comisión de expertos independientes para la elaboración de normas oficiales para regular las administraciones de gobierno y las empresas particulares.

  - Efectuar visitas y revisiones de cada proyecto que se presenta para autorización ante la autoridad, para revisar el cumplimiento de las normas.

  - Formar un organismo autónomo de defensa de los profesionales y aplicación de sanciones que correspondan cuando se descubran irregularidades por parte de los individuos, las instituciones o los propietarios.

 

Referencias para consulta:
1. Autores como Octavio Paz y Samuel Ramos han analizado profundamente los problemas sicológicos del mexicano.
2. Cualquier tratado de urbanismo mencionan los espacios deseables para la sana convivencia, basados en la urbanización de París.

 

 

  Consulta nuestro sitio web.

 

IWA Consultores